Las buenas marcas tienen que ser buenas hasta cuando duermen

Las marcas buenas venden más ( * ) . Y ya no hay vuelta atrás. Cada día más el mercado glorifica a las marcas buenas y dilapida sin piedad a las que no lo son. Pero ya no es suficiente con ser bueno sino que además hay que parecerlo. Y saber comunicarlo con eficacia y credibilidad.
De nada sirven los esfuerzos de honestidad y solidaridad de una compañía si el consumidor no lo sabe. Y por el contrario cualquier esfuerzo por parecer bueno sin serlo o sin partir de un fondo ético empresarial, puede arruinar de un plumazo una excelente reputación creada a través de los años
El consumidor tiene el mando en la punta de sus dedos. Las RRSS le han dado el poder de poner en tela de juicio a las empresas que tienen malas prácticas. O pretender ser lo que no son.
Recientemente salió en los medios la declaración de uno de los dirigentes de una de las más importantes marcas de pasta de este planeta y numero uno en Italia, diciendo como quien no quiere la cosa, que en su publicidad nunca saldría una familia de homosexuales. Sus declaraciones rápidamente han corrido por las RRSS y los consumidores, homosexuales, heterosexuales, milaneses o sicilianos, se han puesto en contra de la marca.
Una gran marca de agua española de las que compiten codo a codo para ganarse la confianza de sus consumidores, ha visto erosionada su imagen después de haberse demostrado que sus intenciones pretendidamente solidarias, tenían más de marketing que de solidaridad. El domingo, aparecía en la prensa el caso de una aseguradora de las que invierten millones de euros en publicidad, criticada por negarse a aceptar una cobertura médica para un niño con síndrome de Down.
No hace demasiado, el dueño de Abercrombie declaró a la prensa que su ropa, solo era para chicos cool y quien no siguiera los patrones marcados por la marca, mejor se fueran a comprar otro lado. La reacción de los consumidores no se hizo esperar y en un plis plas, se organizó una contracampaña en la que jóvenes californianos regalaban sus camisetas Abercrombie a homeless.

Cada día más, las marcas están entendiendo cuan importante es acercarse a sus consumidores a través de compromisos sociales. Y es que ahora son los propios consumidores los que exigen a las marcas que sea ellas ( y no los gobiernos y la administración ) las que se ocupen de solucionar los problemas sociales que les afectan. Las marcas han visto en esta oportunidad, un vehículo impagable para conectar con sus clientes. Lo que los marketeros llaman “engagement” . Por eso, cada día, aparecen acciones y campañas sociales incentivadas por marcas: maratones solidarios, compras solidarias, donaciones de alimentos, voluntariado corporativo, sms solidarios y donaciones a cambio de un “me gusta”. etc . Todo con un fin solidario por supuesto,  pero en el fondo y cuando la marca aparece relacionada, con un fin empresarial, evidentemente. No creo que sea justo criticar a las marcas por estas acciones, ni pretender buscar sucios intereses, porque todos sabemos que el objetivo prioritario de cualquier empresa es generar beneficios para sus accionistas, pero es básico no traspasar la linea roja y saber gestionar con eficacia y honestidad, la solidaridad con negocio, porque si te pillan, estás perdido.

Ser bueno y no saber comunicarlo, es tan desastroso como ser malo y pretender parecer ser bueno.

( * ) “Las marcas buenas venden más y las buenas personas duermen mejor” Editorial Plataforma. ( A la venta a partir de Noviembre )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s