Categoría: ideas que molan

Estás seguro que no eres racista?

Millones de personas han visto la pelicula de los esqueletos que se besan. Millones de personas han viralizado la película en sus redes sociales consiguiendo nada más y nada menos que 70 millones de visitas en 4 días.

El video es una magnifica idea de la agencia americana AdCouncil especializada en acciones de impacto social. Pero más allá del video, hay una estrategia llamada #lovehasnolavels tremendamente bien orquestada para concienciar y demostrar a la gente, que aunque nos consideremos personas lo suficientemente inteligentes y capaces para no discriminar por cuestiones de raza, sexo, religión  y discapacidad, entre otras, en Estados Unidos todavía hay muchas personas que se sienten discriminadas. La razón podría ser que en realidad nuestro subconsciente sigue discriminando involuntariamente en un 98% de los casos. Por eso, la campaña no acaba en el famoso video de los esqueletos, sino que nos anima a que cada uno de nosotros asuma su propio test de “discriminación del subconsciente” . En este enlace podéis participar y conocer alguna de las historias de personas que sienten la discriminación de forma directa.

 

 

Artículo de José María Batalla en el Blog de 1000friends. Si desea contactar con nosotros escribanos aquí: grupo@1000friends.es. Si quiere expresar su opinión sobre el artículo, estaremos encantandos de leer sus comentarios y si quiere contactar con el autor, aquí estoy: josemaria.batalla@1000friends.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

La pornografía humanitaria y la creatividad en las campañas sociales.

Esta semana me ha sorprendido mucho como dos de las grandes organizaciones humanitarias de ámbito internacional que dependen de la ONU y que siempre se han distinguido por excelentes estrategias de publicidad, han recurrido esta vez, para la donación de fondos, al recurso de los spots con imágenes impactantes de niños con vientres hinchados desnutridos y esqueléticos. Como dice Gustavo Nerin en su libro Blanco bueno busca negro pobre: “… parece  ser que los niños más efectivos para recoger donaciones son los que están desnutridos y cubiertos de moscas (y si por azar están solos y sucios, al parecer todavía funcionan mejor)… Y para conseguirlo, nada mejor que ofrecer imágenes impactantes: niños con vientres hinchados, casas arrasadas por huracanes, inundaciones que arrastran cadáveres putrefactos… La imagen debe ser lo suficientemente directa para que quien la vea se sienta aludido de inmediato. Se deben mostrar lágrimas, dolor, miedo… Hay ONG que no dudan en emplear fotos que podríamos calificar de “pornografía humanitaria”.

No tengo ni idea si “un niño con moscas” es realmente una estrategia efectiva, pero a mí no me gusta y más bien al contrario, me parece una falta de ingenio y de recursos creativos. O quizás, tan solo una resistencia de algunas ONG a hablar de marketing, de creatividad y de innovación en sus estrategias de comunicación. Pero insisto, sabios tiene la Iglesia y  si se siguen haciendo este tipo de spots, será que funcionan. Pero a mí seguirán sin gustarme.

En el lado opuesto hoy he visto una pieza para recaudar fondos para luchar contra el cáncer que me ha sorprendido por su valentia. Es un spot inglés. Una apuesta arriesgada y tremendamente innovadora de plantear el problema. No hay personas con cáncer, no hay drama, o en realidad sí. Pero es mejor que lo vean y que cada uno judge. No sé tampoco el éxito económico de la iniciativa. El costo si que puedo imaginar que es muy alto. De momento llevan casi dos millones de visistas en la red y esto ya es un éxito.  Veremos como evoluciona.  De momento por mi parte “chapeau”. El titulo de la película es: plántale cara al cáncer,  y aquí está el enlace.

 

 

Artículo de José María Batalla en el Blog de 1000friends. Si desea contactar con nosotros haga click aquí. Si no está de acuerdo con mi opinión, estaré encantando de escuchar sus comentarios.

La relación entre la responsabilidad social, el baile de la cobra y una camiseta con pulpitos muy chula.

La generación del milenio, los que ahora tienen entre 20 y 35 años, según datos de Nielsen, representan el 50% de los consumidores y están dispuestos a pagar más por productos responsables. En otro informe realizado a los consumidores americanos por parte de Good Must Grow  ( !!! que nombre tan genial para una consultora de Marketing Social !!! )  el 30% de los consumidores aumentará este año la compra de bienes y servicios a empresas socialmente responsables  y más de la mitad opina que realizar compras a este tipo de empresas es una forma más fácil de hacer algo para apoyar a la sociedad.

Captura de pantalla 2014-09-07 a la(s) 13.15.09

Queridos empresarios, esto va en serio. Ya no estamos hablando de caridad, de filantropía o de acciones sociales para cumplir el expediente y reservarse un pedazo del corazón de sus consumidores. Y mucho menos de invertir en carísimas campañas de publicidad con el objetivo de que los consumidores piensen que su marca es tan buena y tan sostenible que merece ser comprada por encima de otras marcas. No, no se trata de esto.

Los empresarios ya no pueden hacer la cobra cuando alguien les hable de responsabilidad social porque se perderán el beso que les puede hacer ganar mucho dinero.

Estamos hablando de que los ciudadanos están de un activismo responsable subido a través de los productos que consumen, Un activismo basado en valores y en pautas de conducta responsable, que cada vez se traga menos los esfuerzos de las empresas por demostrar su buenismo y compromiso social. Ciudadanos-consumidores que se enganchan a las marcas que se comprometen de verdad con los problemas sociales que les afectan

Es su manera de demostrar al mundo y a si mismos su propia responsabilidad social, a través de las marcas que consumen, las que lucen en sus camisetas o con las que se comunican con sus amigos. Es como si dijeran “no cuentes conmigo para hacer publicidad de tu marca si realmente no eres una marca socialmente responsable. No quiero que la gente piense que apoyo marcas como la tuya” Tampoco se trata ahora de que las empresas se conviertan en las salvadores del planeta. También se trata de ganar dinero, por supuesto.

En un post anterior, expliqué el caso de Patagonia, una marca que desde hace años ha introducido la Responsabilidad Social  en su modelo de negocio y ha dirigido su marketing a conectar con su consumidor (el famoso engagement) escuchándole y construyendo una reputación que casa 100% con los valores de sus clientes y que le ha supuesto triplicar sus beneficios en los últimos cinco años. (acaban de invertir 20 millones de dólares en un fondo de capital riego para financiar nuevas empresas que trabajan para encontrar soluciones sostenibles en las áreas de textil, alimentos, agua, energía y residuos) .

RAW FOR THE OCEANS.

Este verano he conocido el caso de otra marca muy relacionada con esta nueva generación de los milenials. RAW ( Raw for the Oceans )

Captura de pantalla 2014-09-07 a la(s) 13.21.46

Acaban de lanzar un proyecto colaborativo para reciclar y transformar la basura de los océanos en material para producir productos textiles. No es caridad, no es green washing, no es una acción social que nace y muere, es toda un estrategia muy bien construida desde el alma de la empresa con el objetivo de contribuir a limpiar de mierda los océanos  y utilizar a sus consumidores como cómplices de este plan. Su estrategia es tremendamente sencilla:

. Primero han sabido “localizar” perfectamente un problema social creíble ligado con su marca, que importa y encaja en los valores de sus consumidores.

. Segundo, lo ha introducido en su RS, no como una acción aislada, sino invirtiendo millones de dólares en todo el proceso de producción y trasformación sostenible a todos los niveles y con todos sus stakeholders.

. Y para cerrar con pompa y circunstancia con redoble de tambores, lo ha sabido comunicar y multiplicar eficazmente nada menos que con el happy Pharrell Williams de embajador, comprometiendo a toda su cadena de seguidores, fans y apasionados de la marca.

 

Sinceramente les deseo todo el éxito del mundo. Si encuentro una camiseta XXL prometo comprarla.

Aquí tenéis el video de presentación con los happy pulpitos y toda la happy del mundo.

 

 

 

Artículo de José María Batalla en el Blog de 1000friends. Si desea contactar con nosotros haga click aquí.

 

 

La primera hamburguesa para gays y lesbianas.

Por fin las empresas empiezan a entender que ser socialmente responsable no significa tener una brigada de empleados voluntarios que recogen alimentos para los pobres, ni patrocinar camisetas de carreras solidarias, ni donar un 0,0005% de los beneficios de la empresa para construir escuelas en Senegal. Se puede ser socialmente responsable y pensar a la vez en conseguir los máximos beneficios para la empresa y sus accionistas. Los modelos de gestión de los negocios han cambiado y las empresas que saben combinar adecuadamente negocio y solidaridad, son las que ganan. Y si no, que se lo digan a los señores de Burguer King en San Francisco. Me ha encantado esta manera de adquirir un compromiso con la sociedad sin olvidar que de lo que se trata, es de vender hamburguesas. No os perdáis este maravilloso e inteligente caso :

 

(si no puede ver el video, clicar en este enlace)

Artículo de José María Batalla en el Blog de 1000friends. Si desea contactar con nosotros haga click aquí.

 

La curiosa relación entre la leche de vaca y un concierto de Wagner.

Las marcas del distribuidor ( las marcas blancas ) llevan años instaladas en la bolsa de la compra de los consumidores. Y aquí se quedarán hasta que las empresas y sus marcas se las ingenien para ofrecer nuevas propuestas al consumidor, más allá de las obvias promociones, bajadas de precios puntuales y campañas de publicidad obsoletas y carentes de ningún atractivo ni poder movilizador. Hoy por hoy, el precio es uno de los factores, además de la calidad, que más influye en la decisión de compra. Pero ha aparecido un nuevo jugador que va a influir definitivamente en las decisiones de compra de muchos consumidores: el compromiso social. Tachín tachín y tachín con pompa y circunstancia.

Según datos del Estudio Edelman que recoge la opinión de los ciudadanos en todo el mundo, ” a igualdad de calidad y precio, más de la mitad de los consumidores escogen marcas comprometidas socialmente”.

El compromiso social no es nada nuevo, pero sí que lo es en el seno de muchas empresas que no tienen demasiado claro qué significa y cómo deberían implementarlo en sus estrategias empresariales para navegar correctamente en este mar de tiburones y no ser engullidos por las empresas más potentes y más innovadoras en cuestiones sociales aplicadas al marketing.

No es fácil convertirse de la noche a la mañana en una empresa socialmente responsable y muchas empresas caen en el intento o reciben palos por todas partes por culpa de no hacerlo bien. Con la pérdida de dinero, esfuerzo e ilusión que supone. En un post publicado recientemente en este blog, presentábamos unas claves para ser una marca socialmente responsable combinando las iniciativas sociales con el negocio. ( ver  aquí ). No es tan complicado como parece. Lo que sí es cierto es que si las empresas no aprovechan esta oportunidad y siguen ancladas en marketing del siglo pasado, muchas quedarán fuera de la lucha por la supervivencia, porqué serán los consumidores y no las marcas blancas, los que las eliminen de las estanterias de los supermercados.

Esta semana he descubierto un buen ejemplo, una acción maravillosa y exitosa de marketing con causa social que ha sido capaz de combinar eficazmente una necesidad social, en este caso el fomento de la música clásica, con una necesidad empresarial, vender leche . Sucedió en Dortmund.

Aquí, en este video tienen el caso resumido en dos minutos. Que uds. lo disfruten con un buen vaso de leche:

 

 

Artículo de José María Batalla en el Blog de 1000friends. Si desea contactar con nosotros haga click aquí.

 

 

Si no tienes dinero, más te vale tener una buena idea.

Las Fundaciones y ONG normalmente no disponen de demasiados recursos para invertir en comunicación, es por ello que a menudo recurren a las Redes Sociales para anunciar sus proyectos. La mayoría de veces, con un éxito más que discreto.

No ha sido el caso de La asociación brasileña de trasplantes de órganos. Con una inversión en producción de menos de 6.000 dolares y centrando toda su comunicación en facebook a coste 0, consiguó 172 millones de impactos y una repercusión en medios por valor de 22 millones. Su objetivo: conseguir concienciar a los brasileños que donaran sus organos al morir. El resultado ha sido un aumento del 32% en la donación de órganos.

 

 

¿Cómo sacar agua del desierto y ganar un premio en un festival de publicidad?

Hay un alimento que engorda el ego de las agencias de publicidad, son los premios en los festivales de publicidad. Organizados normalmente no solo para el lucimiento de los trabajos de las agencias, sino tambián para ingresar pingües beneficios a sus promotores. De un tiempo a esta parte, las agencias están descubriendo que los jurados, arrebatados por una inusitada furia de sensibilidad, prefieren premiar ideas de corte social antes que las ideas comerciales de toda la vida. Este año, en el festival “El Sol” ( festival iberoamericano de la comunicación publicitaria ) ha decidido otorgar grandes premios a ideas de este tinte.  Aquí dos ejemplos.

Una idea para generar agua potable en el desierto ( idea de Draft FCB Peru)

Una campaña a favor de la donación de organos, organizada por el  Sport Club Recife de Brasil ( idea de Ogilvy Brasil )